Dept. of Industrial Relations logo

División de Seguridad y Salud en el Trabajo

Cuestionario de cumplimiento de medidas de prevención del golpe de calor

Fecha de entrada en vigencia: 04 de noviembre de 2010

Introducción: Este documento se actualizó para reflejar los cambios regulatorios que entraron en vigor el 04 de noviembre de 2010 y tiene un doble propósito. Primero, constituye un documento de instrucción y de interpretación de la política de la División de Seguridad y Salud en el Trabajo (DOSH, por sus siglas en inglés) para el cumplimiento de la DOSH y para la consulta por parte del personal. Segundo, constituye un servicio para los empleadores y los empleados ya que difunde cómo interpreta y aplica la norma la DOSH.

1. ¿Dónde y cuándo se aplica esta norma?

Esta norma se aplica a todos los lugares de trabajo al aire libre. Además, las industrias que se indican a continuación están sujetas a requisitos adicionales (ver Cuestionario Nro. 11b):

  • Agricultura,
  • Construcción,
  • Jardineria,
  • Extracción de gas y petróleo,
  • Transporte y entrega de productos agrícolas, de la construcción u otros materiales pesados (por ejemplo, muebles, madera, flete, cargas, muebles de cocina, materiales industriales o comerciales).

La DOSH interpreta las disposiciones legales que deben aplicar en todo momento cuando un empleado está trabajando al aire libre. Sin embargo, existen disposiciones especiales que se aplican al cumplimiento del requisito de garantizar sombra, tal como se explica en el Cuestionario Nro. 7, a los requisitos de capacitación, tal como se explica en el Cuestionario Nro. 12, y a los Procedimientos de Calor Extremo en el Cuestionario Nro. 11b.

2. ¿Qué se entiende por lugar de trabajo al aire libre?

Un lugar de trabajo al aire libre es cualquier lugar que no es un lugar cerrado. Un lugar de trabajo con techo y separaciones laterales por lo general se considera lugar de trabajo cerrado.

A los fines de esta norma, la calidad importante de la mayoría de los lugares de trabajo cerrados es que reducen los factores de riesgo que suele causar el golpe de calor. (Si desea mayor información acerca de los factores de riesgo que contribuyen al golpe de calor, consulte los Cuestionarios Nro. 4 y 5.) Por ejemplo, los códigos de construcción establecen que los edificios deben garantizar ventilación adecuada, ya sea por medios naturales o mecánicos. Los lugares de trabajo cerrados por lo general bloquean la exposición directa a los rayos solares.

Por otra parte, las áreas abiertas como los campos agrícolas, bosques, parques, plazas de equipos y de almacenamiento, instalaciones de servicios públicos al aire libre, asfalto y caminos son ejemplos obvios de lugares de trabajo al aire libre. Entre otros lugares de trabajo al aire libre podemos mencionar las obras en construcción en la que no se ha construido ningún reparo y las áreas de las obras que quedan fuera de esos reparos. Las áreas al aire libre adyacentes a los edificios, tales como dársenas de carga, también se consideran lugares de trabajo al aire libre si algún empleado pasa un tiempo considerable trabajando allí.

Galpones, galpones de materiales o estructuras temporarias tales como carpas, toldos u otras estructuras con uno o más lados abiertos pueden considerarse lugares de trabajo cerrados o al aire libre según las circunstancias. En muchos casos, estas estructuras pueden resultar más calurosas que el ambiente exterior debido al calentamiento del sol y las condiciones en el interior, tales como circulación limitada de aire o falta de aislamiento. La DOSH considera que una estructura de este tipo es un lugar de trabajo al aire libre si no reduce significativamente el efecto neto de los factores de riesgo ambiental que existen inmediatamente fuera de la estructura.

3. ¿Existen otras reglamentaciones que se apliquen al riesgo del golpe de calor?

Sí. Entre ellos, podemos mencionar el requisito que exige a los empleadores contar con un Programa efectivo de Prevención de Lesiones y Enfermedades y proveer agua potable, primeros auxilios y atención en caso de emergencias. También existen requisitos específicos aplicables a determinadas operaciones industriales.

Programa de Prevención de Lesiones y Enfermedades (IIPP, por sus siglas en inglés). El Título 8 CCR 3203  le exige a un empleador crear, implementar y mantener un Programa de Prevención de Lesiones y Enfermedades. Todos los IIPP deben incluir procedimientos efectivos para la identificación, la evaluación y el control de riesgos, la corrección de riesgos, la investigación de lesiones y enfermedades de los empleados y la comunicación con los empleados acerca de cuestiones de salud y seguridad.

El requisito de comunicación efectiva reviste especial importancia para la prevención del golpe de calor. Al evaluar si se cumple con este requisito, la DOSH determina qué hace el empleador para saber dónde se encuentran todos los empleados con una frecuencia apropiada durante el turno de trabajo y al final del turno. Es esencial cumplir con este procedimiento cuando el ambiente de trabajo al aire libre genera un peligro de calor que podría provocar que un empleado colapse por el golpe de calor. El calor en ambientes cerrados también puede presentar un riesgo conocido en el lugar de trabajo y la obligación de contar con un IIPP comprende también la obligación del empleador de comunicarles a los empleados los riesgos y definir los pasos adoptados para mitigarlos.

Beber agua. Las siguientes normas del Título 8 se aplican a la provisión de agua potable:

  • Construcción 8 CCR 1524 (en inglés)
  • Trabajo manual en agricultura 8 CCR 3457 (en inglés)
  • Minería 8 CCR 6975 (en inglés)
  • Cualquier otro lugar de empleo 8 CCR 3363 (en inglés)

Estas normas exigen suministrar cantidades suficientes de agua potable en general en cualquier ambiente de trabajo al que se apliquen. Para los empleados que trabajan en el calor, debe ponerse un cuarto de galón (un litro) a disposición de cada empleado por hora, por ejemplo, en un turno de ocho horas, deben ponerse dos galones de agua a disposición de cada empleado para reemplazar el agua perdida a través de la transpiración.

Primeros auxilios y respuesta ante emergencias. Las siguientes normas del Título 8 se aplican a la obligación de suministrar primeros auxilios y respuesta ante emergencias:

  • Construcción 8 CCR 1512 (en inglés)
  • Agricultura 8 CCR 3439 (en inglés)
  • Tala y aserraderos 8 CCR 6251 (en inglés)
  • Perforación y producción de petróleo 8 CCR 6511-6512 (en inglés)
  • Refinado, transporte y tratamiento de petróleo 8 CCR 6767 (en inglés)
  • Construcción de túneles 8 CCR 8420-8421 (en inglés)
  • Telecomunicaciones 8 CCR 8602(e) (en inglés)
  • Cualquier otro lugar de empleo 8 CCR 3400 (en inglés)

Calor y temperatura. Las siguientes normas se aplican al control de temperatura o resistencia al calor en operaciones especificas:

  • Sitios de deshechos peligros y respuesta ante emergencias 8 CCR 5192 (en inglés)
  • Cámaras de trabajo con aire comprimido 8 CCR 1230(a) (en inglés)
  • Ventilación. Los sistemas de ventilación de edificios se encuentran regulados por 8 CCR 5142 y 8 CCR 5143.(en inglés)

4. ¿Cuáles son los factores ambientales de riesgo que contribuyen al golpe de calor?

La Sección 3395 define los factores de riesgo ambiental e indica que comprenden "la temperatura del aire, la humedad relativa, el calor irradiado por el sol y por otras fuentes, las fuentes que conducen el calor tales como el suelo, el movimiento del aire, la gravedad y la duración de la carga de trabajo, la vestimenta protectora y el equipo de protección personal que utilizan los empleados”.

Algunos de estos factores, tales como la temperatura del aire, el calor irradiado, el movimiento del aire y las fuentes que conducen el calor determinan cuánto se calienta el cuerpo del empleado debido a las fuentes externas. La humedad relativa, el movimiento del aire, la vestimenta protectora y algunos equipos de protección personal afectan la capacidad del empleado de enfriarse mediante la evaporación de la transpiración y el contacto con el aire más frío. La intensidad y la duración de la carga de trabajo, que se pueden ver incrementadas por el uso de equipos de protección personal, contribuyen a la carga de calor del empleado al producir calor metabólico. 

Es esencial lograr que los supervisores y los trabajadores, durante la capacitación, entiendan cómo se puede incrementar el riesgo de golpe de calor debido a los factores ambientales y personales, y de la carga de calor adicional que causan sobre el cuerpo el esfuerzo, la vestimenta y el equipo de protección personal.

5. ¿Cómo se puede monitorear el tiempo y evaluar la gravedad de los factores ambientales de riesgo que contribuyen al golpe de calor?

Es esencial que los empleadores hagan un seguimiento del clima y consulten periódicamente el pronóstico para saber si se aproxima una ola de calor. Las olas de calor son la causa principal de enfermedades y muertes provocadas por el calor en el estado.  Por ejemplo, según un estudio realizado por Cal/OSHA, el 84% de los golpes de calor registrados en 2006 se produjeron durante la ola de calor de julio.

Este estudio también identifica el papel fundamental que juegan los supervisores en la prevención de muertes de trabajadores por golpe de calor. Es por ello que es tan importante capacitar a los supervisores para que puedan aprovechar al máximo su autoridad como supervisores para controlar la seguridad en el trabajo. Saber entender los informes meteorológicos, adoptar la costumbre de hacerlo todos los días y tomar las medidas adecuadas cuando se pronostican altas temperaturas son elementos esenciales de la capacitación de un supervisor, y es imprescindible que se les brinde esta capacitación a todos los supervisores. Si bien la norma no establece un requisito específico acerca de cómo se debe responder, queda librado a los empleadores decidir cómo instruir a los supervisores acerca de los pasos a seguir ante un alerta meteorológica.

El Servicio Meteorológico Nacional pronostica la temperatura respecto de varios lugares de California. Los pronósticos y la información del clima se transmiten por la radio NOAA Weather y se encuentran disponibles en: http://www.weather.gov/view/states.php?state=ca&map=on (en inglés)

El supervisor debe utilizar un termómetro para registrar la temperatura del lugar de trabajo en días calurosos. Un simple termómetro como los que se venden en cualquier ferretería sirve para medir la temperatura al aire libre (mercurio) siempre que se tome la temperatura en un lugar sin sombra. La temperatura debe tomarse en un área que se encuentre totalmente al sol y el mercurio o el sensor del termómetro no deben exponerse al contacto directo con la luz del sol (cubriéndolo con la mano o con cualquier otro objeto) al tomar la temperatura.

Los empleados que utilizan traje de protección contra sustancias químicas tales como los trajes hazmat que están diseñados para ser impermeables a los líquidos y vapores químicos o cualquier otra vestimenta o traje que cubra el cuerpo y que interfiera significativamente con la capacidad corporal de disipar el calor en comparación con cualquier vestimenta normal pueden estar expuestos a un golpe de calor incluso en temperaturas consideradas templadas. Estos empleados deben formar parte de un programa de prevención del golpe de calor.

6. ¿Qué se entiende por suficiente agua potable?

Debe existir suficiente agua en todo momento, independientemente de la temperatura en el exterior, y debe proveérsele al empleado sin costo.

Calidad y cantidad de agua: Debe colocarse agua potable en lugares de fácil acceso a todos los empleados en todo momento. El agua debe ser agua dulce y pura, adecuadamente fresca, en cantidades suficientes considerando la temperatura del aire, la humedad y la naturaleza del trabajo realizado para satisfacer las necesidades de todos los empleados.

El agua debe ser apta para el consumo. Los recipientes de agua deben llenarse directamente desde una boca de suministro de agua potable. Los recipientes de agua NO PUEDEN rellenarse de fuentes de agua no potable (tales como el agua de los sistemas contraincendios o de aspersores) ni de conexiones que puedan permitir la contaminación perjudicial de los sistemas públicos de agua (por ejemplo, mangueras) o de fuentes de agua no aprobadas o no probadas (por ejemplo, pozos no probados).

Si no existe un suministro ilimitado inmediatamente disponible de un sistema de cañerías o de cualquier otra forma de suministro continuo, el empleador deberá proveer suficiente agua como para que cada empleado pueda beber un cuarto de galón de agua (un litro), o cuatro vasos de ocho onzas (230 ml) por hora. El agua debe estar fresca, y en días de altas temperaturas se recomienda que los empleados cuenten con hielo a mano para mantener el agua fresca.

Si un empleado decide no proveer la cantidad de agua potable necesaria para todo el turno al inicio del turno de trabajo (por ejemplo, 2 galones por empleado para un turno de 8 horas), la norma exige que se adopten procedimientos efectivos para el reabastecimiento de agua de forma tal que cada empleado pueda tomar un cuarto de galón por hora. Esto significa que debe contarse con agua suficiente en un lugar de fácil acceso para que todos los empleados puedan consumir al menos un cuarto de galón de agua (un litro) por hora hasta el momento del reabastecimiento.

Un procedimiento de suministro de agua que depende del reabastecimiento durante el turno de trabajo no cumple con la norma si no es confiable. El empleador tampoco cumple con la norma si en algún momento no   hay agua a disposición de los empleados, o si se adopta la costumbre de esperar hasta que se vacíe el recipiente para el reabastecimiento. El empleador tampoco puede reabastecer el suministro de agua potable sólo cuando lo solicitan los empleados.

Distancia: El agua debe estar siempre en un lugar accesible. La DOSH entiende que este requisito significa que el agua debe colocarse lo más cerca posible del empleado, considerando las condiciones de trabajo y la disposición del lugar de trabajo. Durante una inspección, si un inspector de la DOSH duda de si el suministro de agua está lo suficientemente cerca de los empleados, le pedirá al supervisor que se encuentre presente que explique los factores tomados en consideración por el empleador para determinar la ubicación del agua. Por ley, la DOSH debe aceptar que el agua se ubique a una distancia razonable a la luz de las circunstancias.

Los empleados también deben desarrollar la estrategia de ubicación del agua considerando que cuánto más deba interrumpir su tarea un empleado para poder beber agua, más probable será que el empleado no beba la cantidad de agua necesaria para estar totalmente protegido contra el golpe de calor. El empleador puede suplementar el suministro de agua en cumplimiento de la norma y de fácil de acceso proveyendo un recipiente para bebidas (preferentemente térmico) que el empleado pueda llevar consigo y utilizar mientras trabaja. Debe alentarse al empleado a rellenar el contenedor de la fuente de agua potable, y a limpiarlo y mantenerlo en buenas condiciones según sea necesario.

Por qué es tan importante el agua: El agua es la mejor defensa del cuerpo contra el calor, a excepción de eliminar por completo la exposición al calor. En condiciones de altas temperaturas y trabajo extenuante, el cuerpo humano puede perder hasta un cuarto de galón de fluido por hora sólo a través del sudor. El reemplazo de esta pérdida de fluidos es crítico para permitirle al cuerpo mantener los beneficios del sudor que refresca y ayuda a preservar la vida. Es por ello que es tan importante la disponibilidad, el fácil acceso y el consumo de agua pura y fresca.

Recomendación de beber agua: La norma no exige únicamente que se provea agua, sino que se aliente a los empleados a beber agua con frecuencia. No se puede exagerar la importancia de beber agua. Los empleados están allí para trabajar, y muchos de ellos quizá no sientan con cuánta urgencia necesita el agua su cuerpo. Esta es una causa desafortunada del golpe de calor, pero se puede prevenir.

En las sesiones de capacitación, los empleadores deben enfatizar y subrayar la importancia de beber agua con frecuencia durante el día, especialmente en altas temperaturas. Esto se puede facilitar significativamente tomando medidas muy simples tales como eliminar cualquier barrera que obstaculice el acceso y acortar la distancia de acceso lo más posible, y ofrecer el agua en un lugar atractivo, por ejemplo, ofreciendo hielo y sombra.

El estudio de casos de golpes de calor de Cal/OSHA de 2006 demostró que si bien el 90% de los lugares de trabajo contaban con agua potable, el 96% de los empleados que sufrieron un golpe de calor estaban deshidratados.

Temperatura del agua y uso de hielo: Cuando las temperaturas exceden los 90 grados Fahrenheit (32 grados Celsius), se recomienda tener hielo a mano para enfriar el agua. El agua fría ofrece el beneficio adicional de proveer un enfriamiento directo al cuerpo inmediatamente al momento del consumo, independientemente de la transpiración. Sin embargo, deben tomarse precauciones para que el agua no esté demasiado fría y que eso desaliente a beber a los trabajadores.

7a. ¿Qué se entiende por sombra suficiente?

Cuándo se necesita que exista presencia de sombra: La norma de prevención del golpe de calor exige a los empleadores tener y mantener una o más áreas con sombra en todo momento cuando los empleados se encuentran presentes, cuando la temperatura al aire libre excede los 85 grados Fahrenheit (30 grados Celsius). Se recomienda en todo momento que exista sombra presente cuando  las temperaturas no exceden los 85 grados si el clima es lo suficientemente caluroso para que la sombra sea una buena herramienta de enfriamiento.

Las áreas con sombra deben ser áreas al aire libre o contar con sistemas de ventilación o refrigeración. La cantidad de sombra presente debe ser al menos suficiente para albergar al 25% de los empleados del turno en cualquier momento, sentados, en postura normal, completamente a la sombra sin necesidad de estar en contacto físico entre ellos.

Cuando la temperatura no excede los 85 grados Fahrenheit, los empleadores deben brindar acceso rápido a la sombra cuando así lo solicite un empleado.

Los empleados deben monitorear los pronósticos del tiempo por adelantado, por ejemplo, por televisión o radio, para poder tener una idea general de cuándo es probable que la temperatura exceda los 85 grados.

Independientemente de cuál haya sido la temperatura máxima pronosticada el día anterior, los empleados deben saber si la temperatura actual supera los 90 grados Fahrenheit en el lugar de trabajo. Si la temperatura entra en este rango, debe existir sombra efectiva independientemente de la temperatura máxima pronosticada el día anterior.

Calidad: Se entiende por sombra el bloqueo de la luz directa del sol. El bloqueo es siempre suficiente cuando los objetos no generan sombra en el área sombreada. Un área cerrada utilizada para garantizar sombra debe permitir un enfriamiento al menos comparable al enfriamiento que se lograría en un área sombrada cerrada en el mismo lugar.

Fuentes: Se puede lograr la sombra mediante cualquier medio natural o artificial siempre que no se exponga a los empleados a condiciones no seguras o no saludables.

Por ejemplo, se puede suministrar sombra con edificios, carpas, estructuras de madera o cualquier otra estructura parcial o temporal que se encuentre ventilada o abierta al movimiento del aire. Los árboles y las parras tupidas pueden ofrecer sombra de mejor calidad que la sombra artificial, y se admiten como fuentes de sombra que cumplen con la norma si se cumplen las siguientes condiciones. En primer lugar, la copa de los árboles o la parra debe ser lo suficientemente densa como para ofrecer un bloque sustancialmente completo de la luz directa del sol. En segundo lugar, las vides o ramas de los árboles no deben ser demasiado bajas lo cual haga que los empleados deban agacharse o no puedan sentarse derechos sin entrar en contacto con la vegetación.

Se admiten rayos de sol siempre que, en su conjunto, la sombra ofrezca un bloqueo prácticamente total de la luz del sol. Cuando la sombra es producida por los árboles u otro tipo de vegetación, el espesor y la forma de la copa debe generar una sombra suficiente para proteger a los empleados del sol durante todo el turno, considerando el ángulo cambiante del sol.

No se puede utilizar el interior de un vehículo para ofrecer sombra salvo que el vehículo cuente con aire acondicionado en funcionamiento. De igual manera, los cobertizos de metal y otras construcciones de exterior no ofrecen protección de la luz solar que cumpla la definición de sombra salvo que ofrezcan un entorno de enfriamiento comparable a la sombra al aire libre (es decir, deben contar con ventilación mecánica o estar abiertos al movimiento del aire).

Condiciones de acceso: El área de sombra debe permitirles a los empleados adoptar una postura cómoda y no debe exponerlos a otros riesgos para su salud o seguridad. Por lo tanto, el requisito de sombra no se puede cumplir utilizando áreas debajo de equipos móviles, tales como un tractor, o áreas en las que los empleados deban agacharse para poder sentarse completamente a la sombra.

7b. ¿Qué tan cerca de los empleados debe estar el área con sombra?

La cantidad de sombra debe ser suficiente para albergar al menos al 25% de los empleados de turno en cualquier momento, de modo tal que los empleados puedan sentarse cómodos y completamente a la sombra sin entrar en contacto unos con otros.

Durante el turno, debe existir sombra suficiente en todo momento para albergar a aquellos empleados que quieren refrescarse según lo establece la norma. Los empleadores deben contemplar que cuánto más calor haga, más empleados desearán buscar sombra al mismo tiempo. Sin embargo, esto no significa que deba existir suficiente sombra para albergar a todos los empleados del turno simultáneamente. Por el contrario, un empleador puede cumplir con la norma adoptando un procedimiento que le permita garantizar que los empleados que deseen acceso a la sombra no se vean privados de obtenerla por falta de espacio. Un procedimiento posible sería el de rotar los empleados para que ingresen y salgan del área de sombra para garantizar que todos tengan acceso suficiente a la sombra durante el intervalo de 5 minutos que establece la norma. Otra posible solución sería colocar estructuras adicionales que generen sombra en la medida en que resulten necesarias. Cualquiera de estos procedimientos debe estar explicado con claridad y precisión en los procedimientos escritos de prevención del golpe de calor del empleador

7c. ¿Qué tan cerca de los empleados debe estar el área con sombra?

La sombra debe estar suficientemente cerca como para cumplir la finalidad de la norma, que es la de garantizar acceso razonable a la sombra según la necesidad del cuerpo de enfriarse ante las altas temperaturas. Lo razonable depende de la naturaleza y las circunstancias de cada trabajo, y de la carga de calor que el clima y el trabajo imponen al cuerpo. A medida que las temperaturas se vuelven críticamente altas, más crítico se vuelve el garantizar el fácil acceso a sombra y agua sin demora.  El área sombreada debe estar lo más cerca posible del área donde están trabajando los empleados y, en todo caso, a una distancia máxima de una caminata de 2 minutos 30 segundos. Cuánto más altas sean las temperaturas, más cerca debe estar la sombra o la estructura de sombra de los trabajadores.

Nota: La cuestión fundamental es el tiempo que lleva llegar al área sombrada, y éste es el factor que se tomará en cuenta si el medio de acceso es por vehículo en lugar de a pie.

8a. ¿Qué sucede si no es seguro colocar una estructura que dé sombra?

Cuando el empleador puede demostrar que no sería seguro o no es factible colocar una estructura que dé sombra, deberá garantizar la sombra con protección equivalente, si:

Colocar una estructura que dé sombra resulta problemático, como por ejemplo, al borde de una trinchera o de un acantilado, o cuando los fuertes vientos no permiten desplegar o colocar una estructura que dé sombra cerca de los trabajadores sin riesgo de que se vuele y los golpee, no resulta factible colocar una estructura que dé sombra en forma permanente porque los empleados se mueven constantemente de un lugar a otro (por ejemplo, lectores de medidores o instaladores de sistemas de riego). En todos estos casos, el empleador deberá documentar esta decisión e indicar las alternativas de sombra que planea proveer para garantizar una protección equivalente.

8b. ¿En qué caso pueden los empleadores utilizar medidas de enfriamiento distintas de la sombra?

Los empleadores que no se dedican a la agricultura pueden ofrecer otras medidas de enfriamiento distintas de la sombra si logran demostrar que la alternativa es al menos tan efectiva como la sombra.

Por ejemplo, se admiten las máquinas de vaporización cuando el empleador puede demostrar que son al menos tan efectivas como la sombra y que permiten el enfriamiento corporal.

9. ¿Cuáles son los requisitos para alentar a los trabajadores a descansar a la sombra?

El empleador debe permitir y alentar a los empleados a que se tomen un descanso para refrescarse a la sombra por un período mínimo de cinco minutos por vez cuando sienten la necesidad de protegerse del calor excesivo. La finalidad del descanso para refrescarse a la sombra es reducir el estrés que causa el calor sobre el empleado. La sombra elimina los rayos solares como fuente directa de calor, y como la gente produce más calor metabólico al trabajar, el descanso reduce esta fuente de estrés y también reduce el ritmo cardíaco. El área dónde se recuperan los empleados debe contar con agua fresca y pura.

Alentar a los empleados a tomarse un descanso para refrescarse a la sombra es de vital importancia, especialmente para los empleados que trabajan a destajo, ya que estarán menos inclinados a tomar este descanso preventivo.

Debe garantizarse acceso a la sombra en todo momento y debe permitirse al empleado permanecer a la sombra durante un mínimo de cinco minutos. La prevención es de extrema importancia. Si se espera a que aparezcan los síntomas antes de buscar sombra y recuperación, los empleados corren serios riesgos de sufrir un golpe de calor grave, y se frustra el objetivo de prevención de la sombra. Cuando los empleados optan por acceder a la sombra, los empleadores deben verlo como una oportunidad de alentarlos a beber la mayor cantidad de agua que puedan beber cómodamente.

El período de descanso para refrescarse a la sombra no reemplaza la atención médica. Si un empleado tiene síntomas de golpe de calor, deben iniciarse los procedimientos de primeros auxilios sin demora. Entre los primeros síntomas y señales del golpe de calor podemos mencionar dolores de cabeza, calambres musculares y fatiga inusual. Sin embargo, esto puede desencadenar rápidamente en un cuadro más grave, que puede incluir la pérdida de conocimiento, convulsiones, confusión mental, comportamiento inusual, náuseas o vómitos, sequedad en la piel o transpiración inusualmente abundante.

Cualquiera de estos síntomas requiere atención inmediata. Incluso los primeros síntomas pueden indicar exposición grave al calor. Si no se cuenta con personal médico disponible de inmediato en el lugar y existen indicios de un golpe de calor grave, debe contactarse de inmediato al personal de emergencias médicas y brindarse primeros auxilios en el lugar. No se pude dejar a ningún empleado con síntomas de un posible golpe de calor grave sin atención, ni enviárselo a casa sin un examen y autorización del médico.

10. ¿Qué procedimientos escritos debe  desarrollar un empleador a fin de cumplir con los requisitos establecidos en esta norma?

Depende del empleador desarrollar, redactar e implementar procedimientos efectivos para cumplir con los requisitos de esta norma, que comprende:

  • procedimientos para el reabastecimiento de agua durante el turno según las necesidades del caso,
  • acceso de los empleados a sombra y el deber de alentar a los empleados a tomarse un descanso para refrescarse a la sombra,
  • aclimatación y seguimiento del clima,
  • procedimientos para el extremo calor,
  • capacitación para empleados y supervisores,
  • respuesta ante síntomas de posible golpe de calor,
  • deber de garantizar atención médica cuando fuera necesario,
  • cómo contactar a los proveedores de atención médica,
  • cómo se deben transportar los empleados a un punto al que pueda acceder el servicio de atención médica, si fuera necesario,
  • cómo se deben dar instrucciones claras y precisas para llegar al lugar de trabajo al personal de emergencia, y  
  • la necesidad de que exista una persona disponible para garantizar que se apliquen los procedimientos de emergencia cuando sea necesario.

Debe capacitarse a los empleados y a los supervisores en estos procedimientos para que entiendan e implementen el enfoque básico del empleador. Los empleados más exitosos organizan esta capacitación como un trabajo en equipo y aprovechan ese enfoque para lograr que el sistema funcione.

Estos procedimientos deben elaborarse por escrito y deben estar a disposición de todos los empleados y los representantes de la DOSH cuando así lo soliciten. El empleador puede optar por incorporar los procedimientos al IIPP del empleador.

11a. ¿Qué es la aclimatación y cómo deben hacerlo los empleadores bajo la norma de prevención del golpe de calor?

¿Qué es la aclimatación?: Aclimatación es el cambio fisiológico corporal temporario y gradual que se produce cuando la carga de calor inducida por el ambiente a la que está acostumbrado el cuerpo se incrementa significativamente. En otras palabras, el cuerpo necesita tiempo para adaptarse ante una suba repentina de la temperatura, y un empleado corre el riesgo de sufrir un golpe de calor si no se desenvuelve con calma ante altas temperaturas o cuando llega una ola de calor, o al comenzar un nuevo trabajo en el cual el empleado se ve expuesto a un calor al cual el cuerpo del empleado aún no se ha acostumbrado. La mayoría de la gente logra aclimatarse entre los cuatro y los catorce días de trabajo regular expuesto al calor al menos dos horas por día.

¿Por qué los empleadores y los empleados necesitan entender la aclimatación y actuar en forma adecuada cuando es necesario aclimatarse?: Es importante que los empleadores y los empleados entiendan que si no existe una aclimatación adecuada, cualquiera expuesto a calor y esfuerzo físico significativamente más intenso de lo que está acostumbrado corre peligro. Los empleadores deben comprender que son responsables por las condiciones de trabajo de sus empleados y, además de consultar los pronósticos del tiempo, deben actuar efectivamente cuando en las condiciones existentes se produce una exposición repentina al calor a la cual sus empleados no están acostumbrados.

La aclimatación es una consideración inmediata que requiere una acción directa del empleador si, debido a una ola de calor, los empleados deben trabajar a temperaturas a las que no han estado expuestos durante varias semanas, o más. Los nuevos empleados son los que se encuentran en mayor riesgo de sufrir las consecuencias de una inadecuada aclimatación, independientemente de que exista o no una ola de calor. Un empleador con nuevos empleados debería manejarse con extrema cautela, tratando de encontrar la forma de aliviar la intensidad del trabajo de los empleados durante un período de adaptación de dos semanas y reconocer los síntomas inmediatos del posible golpe de calor.

La capacitación de los empleados y los empleadores debe incluir la importancia de la aclimatación, cómo se desarrolla y cómo se trata en los procedimientos de trabajo. Al igual que con cualquier capacitación, los empleados deben asegurarse de que los procedimientos de trabajo se adecuen a la información suministrada en la capacitación.

11b. ¿Qué son los procedimientos para altas temperaturas y qué industrias deben cumplir con este inciso?

Además de las disposiciones básicas de esta norma, las siguientes industrias están sujetas a los procedimientos de altas temperaturas establecidos en el inciso (a) (2):

  • Agricultura
  • Construcción
  • Jardineria (a excepción de los empleos ofrecidos por un empleador que tiene un establecimiento fijo donde se realiza el trabajo y donde existe agua potable de red)
  • Extracción de gas y petróleo
  • Transporte (excepto en el caso de empleo manejando un vehículo con aire acondicionado que no incluye carga y descarga)

Cuando la temperatura alcanza o excede los 95 grados Fahrenheit, los empleadores de las industrias mencionadas anteriormente deberán implementar los procedimientos de prevención ante altas temperaturas que se enumeran en el inciso (e):

  • Garantizar comunicación efectiva por voz, observación o por medios electrónicos para que los empleados puedan contactar a un supervisor desde el lugar de trabajo cuando sea necesario. Este requisito se puede cumplir mediante el uso de un dispositivo electrónico, por ejemplo, un celular o dispositivo de mensajes de texto, únicamente si el área cuenta con buena señal.

Esta medida de prevención es de especial importancia en los casos en los que el supervisor no se encuentra presente en el lugar de trabajo y es necesario alertarlo de un problema de inmediato, por ejemplo, cuando ha subido muy repentinamente la temperatura exterior o se ha agotado el agua utilizada para reabastecer los contenedores.

  • Observar a los empleados para notar cualquier advertencia, señal o síntoma de golpe de calor. 

Es crítico que un supervisor pueda reconocer las señales o síntomas del golpe de calor para poder garantizar que a los trabajadores enfermos se les garantice acceso inmediato a la sombra y al tratamiento médico. Se puede generar una demora en la pronta respuesta médica si los empleados que trabajan individualmente o en pequeños grupos sufren síncopes de calor, desorientación o pérdida del conocimiento o cualquier otro síntoma de golpe de calor sin el conocimiento del supervisor.

En algunos casos en los que los empleados trabajan en pequeños grupos sin un supervisor presente durante el turno, el supervisor puede designar a un empleado con suficiente experiencia y formación para que evalúe las señales y los síntomas del golpe de calor. Cabe destacar que el observador designado debe saber qué pasos seguir ante un golpe de calor.

  • Recordarles a los empleados durante el turno que beban suficiente agua.

Los estudios de golpe de calor de Cal/OSHA revelaron que cuando se producían altas temperaturas, algunos trabajadores informaron que era más probable que dejaran de beber agua o de tomarse descansos porque estaban apurados por terminar su trabajo, y no se daban cuenta de que esto incrementaba su riesgo de sufrir un golpe de calor.

  • El empleador debe disponer que un supervisor u otra persona designada a tal efecto siga de cerca a los nuevos empleados durante 14 días de empleo, salvo que al momento de la contratación el empleado indique que ya ha estado realizando trabajo similar al aire libre por al menos 10 de los últimos 30 días durante 4 horas por día o más.

Estos estudios del golpe de calor también demostraron la importancia de supervisar a los nuevos empleados para garantizar que se adopten todas las medidas de prevención necesarias, tales como beber agua con frecuencia o tomarse los descansos para refrescarse.

12. ¿Cómo se determina si la capacitación cumple con la norma?

La prueba básica de la capacitación es su efectividad. La norma enumera diversos ítems de contenidos de información de la capacitación, y la DOSH evalúa si se cumplen los requisitos de capacitación analizando los contenidos y la forma en que se presentan. En resumen, se determina si se cumplen los requisitos de capacitación de esta norma determinando si se ha realizado la capacitación, si se han provisto los contenidos requeridos y si la capacitación ha sido, en líneas generales, efectiva para comunicar las cuestiones elementales a los empleados.

Además de la capacitación efectiva, esta capacitación también debe brindarse a todos los empleados, supervisores o no, antes de cualquier trabajo que razonablemente se pueda esperar que implique una exposición al riesgo de golpe de calor. Realizar una capacitación de empleados y supervisores respecto del golpe de calor en las estaciones más frías, sin una sesión de capacitación de actualización y seguimiento al comenzar la estación de calor, puede resultar contraproducente, ya que con el tiempo se olvidan detalles esenciales si no existe un repaso y práctica efectiva.

El empleador debe adaptar el material de capacitación obtenido de cualquier fuente confiable para que se ajuste a la situación particular del trabajo y de los empleados. Un empleador que utiliza un producto “genérico” debe entender la información que brinda y hacer los agregados correspondientes para que se adapte a la situación de empleo particular del empleado.

Los empleadores frecuentemente le manifiestan a Cal/OSHA que la capacitación debe reforzarse periódicamente para ser efectiva. Algunos empleadores utilizan un enfoque de reuniones diarias de seguimiento, en las cuales se brinda un breve recordatorio de seguridad acerca de las cuestiones que se consideran de especial importancia para el trabajo que se debe realizar ese día antes de comenzar a trabajar. Además, para ser efectiva, la capacitación de los empleados debe realizarse en un idioma que los empleados entiendan. La norma del Programa de Prevención de Lesiones y Enfermedades establece que cada empleador debe tener un sistema para comunicarse con los empleados de forma tal que puedan entenderse respecto de las cuestiones de salud y seguridad laboral, incluidas disposiciones diseñadas para alentar a los empleados a informarle al empleador cualquier riesgo identificado en el lugar de trabajo sin temor a represalias.

En el marco de la evaluación de cumplimiento, el personal de Cal/OSHA plantea a un número representativo de empleados y supervisores ciertas preguntas acerca de los elementos que debe incluir la capacitación. Se les hacen preguntas para determinar si han recibido la capacitación y si logran demostrar un entendimiento adecuado de los contenidos de la capacitación que indique que la información se transmitió mediante el uso de métodos de capacitación que generalmente se consideran efectivos.

El objetivo de estas preguntas no es probar respuestas que son siempre correctas. Por el contrario, el objetivo es encontrar indicadores de capacitación efectiva que surgen de un esfuerzo sincero y de buena fe de transmitir información esencial y completa.

La capacitación de los supervisores es de vital importancia.  El estudio de casos de golpe de calor de CalOSHA de 2006 demostró que el 63% de los supervisores de aquellos empleados que murieron por golpe de calor no habían recibido capacitación para la prevención del golpe de calor, y la estadística es exactamente la opuesta que para enfermedades no fatales.

Además de los elementos necesarios para la capacitación de los empleados, la capacitación del supervisor debe incluir:

  • estar completamente al día con el contenido de la capacitación brindada a los empleados;
  • los procedimientos que debe seguir el supervisor a fin de implementar el plan de prevención de golpe de calor de la empresa;
  • los procedimientos que se deben seguir cuando un empleado presenta síntomas que podrían indicar un posible golpe de calor, incluidas las medidas a tomar para brindar primeros auxilios y atención médica de inmediato;
  • cómo monitorear los informes meteorológicos y cómo responder antes los alertas.

13. ¿Con qué procedimientos debe contar un empleador para responder ante los síntomas de un posible golpe de calor, incluida la forma de brindar atención médica si fuera necesaria?

Al desarrollar los procedimientos para responder ante los síntomas de un posible golpe de calor, el empleador primero debe considerar si existe una persona calificada, equipada y con la debida formación disponible para ofrecer primeros auxilios. Si no existe nadie así, el empleador debe considerar la posibilidad de designar a un empleado como responsable de primeros auxilios y que ese empleado reciba instrucción de primeros auxilios y el equipo necesario.

Un prestador de primeros auxilios adecuadamente entrenado y equipado disponible en el lugar de trabajo puede determinar la respuesta correcta cuando un empleado experimenta posibles síntomas de golpe de calor. Esta respuesta puede variar desde beber agua y descansar a la sombra hasta solicitar atención médica de emergencia.

Si no existe ninguna persona con conocimientos de primeros auxilios disponible2  (en inglés), en cualquier situación en la que un empleado presente síntomas de posible golpe de calor debe llamarse al servicio de emergencias médicas. Los procedimientos del empleador deben prever que se tomen las medidas necesarias para que un empleado que se vea afectado por el calor esté cómodo y fresco una vez que se haya llamado al servicio de emergencias. El objetivo es evitar que se desencadene una enfermedad más grave (lo cual puede ocurrir rápidamente, presentando síntomas tales como pérdida del conocimiento, convulsiones y confusión mental).

Todos los empleados y supervisores deben estar capacitados sobre todos los detalles de los procedimientos de respuesta ante emergencias del empleador.

14. ¿Con qué procedimientos debe contar un empleado para contactar los servicios médicos de emergencia y para transportar a los empleados a un punto al que pueden acceder los prestadores de servicios médicos de emergencia?

Ante una enfermedad o lesión grave, es de vital importancia obtener servicios de emergencias médicas con rapidez y efectividad. En especial en sitios de trabajo no fijos o en lugares de difícil acceso, una vez evaluado si el servicio del 911 se encuentra disponible en el área, debe estar listo para contactar y comunicarse con el personal de emergencia.

La capacitación debe incluir la información necesaria para estar preparados efectivamente para una emergencia. Esto incluye los procedimientos que deben utilizarse para responder ante un empleado que presenta síntomas de golpe de calor, para contactar servicios médicos de emergencia y para brindar direcciones para llegar al lugar de trabajo. Cuando los empleados no pueden comunicarse directamente con el servicio de emergencias por sí solos para indicar cómo llegar al lugar donde se encuentran, el empleador debe garantizar que los empleados sepan que existe una persona designada a tal fin que puede comunicarse y que está a su disposición para contactar al servicio de emergencias médicas.

15. ¿Qué procedimientos debe implementar un empleador para asegurarse de que, ante una emergencia, se le den direcciones claras y precisas al personal de emergencia para llegar al lugar de trabajo, y que exista una persona disponible para invocar los procedimientos de emergencia cuando corresponda?

Es vital poder dar direcciones claras  y precisas para llegar al lugar de trabajo para garantizar que se brinde asistencia médica de emergencias sin demora. En especial para los equipos móviles, puede resultar necesario contar con un mapa de la ubicación o instrucciones detalladas para llegar al lugar de trabajo para poder darles direcciones precisas a los servicios de emergencia.

Debe contarse con una persona designada capacitada en procedimientos de emergencia para prevenir situaciones que se han producido en el pasado, en las que se ha demorado la llamada de los trabajadores o de los supervisores a los servicios de emergencia por la falta de procedimientos claros o la falta de indicaciones precisas para llegar al lugar, lo cual ha llegado a provocar muertes.

16. ¿Dónde puedo obtener más información acerca del golpe de calor?

Existen numerosos recursos y publicaciones sobre el golpe de calor en Internet en el siguiente vínculo: http://www.dir.ca.gov/DOSH/HeatIllnessInfo.html

1. Los empleados que utilizan trajes de protección contra sustancias químicas tales como los trajes hazmat que están diseñados para ser impermeables a los líquidos y vapores químicos o cualquier otra vestimenta o traje que cubra el cuerpo y que interfiera significativamente con la capacidad corporal de disipar el calor en comparación con cualquier vestimenta normal pueden estar expuestos a un golpe de calor incluso en temperaturas consideradas templadas. Los empleadores que tienen empleados en estas condiciones deben evaluar la carga adicional y determinar un disparador apropiado de temperatura para que exista sombra efectiva.

2. Bajo determinadas condiciones, los empleadores tienen la obligación legal de contar con encargados de brindar primeros auxilios en el lugar de trabajo.


1. Los empleados que utilizan trajes de protección contra sustancias químicas tales como los trajes hazmat que están diseñados para ser impermeables a los líquidos y vapores químicos o cualquier otra vestimenta o traje que cubra el cuerpo y que interfiera significativamente con la capacidad corporal de disipar el calor en comparación con cualquier vestimenta normal pueden estar expuestos a un golpe de calor incluso en temperaturas consideradas templadas. Los empleadores que tienen empleados en estas condiciones deben evaluar la carga adicional y determinar un disparador apropiado de temperatura para que exista sombra efectiva.

2. Bajo determinadas condiciones, los empleadores tienen la obligación legal de contar con encargados de brindar primeros auxilios en el lugar de trabajo.